Brigada de voluntarios y voluntarias


Voluntario es voluntad, decisión, entrañas, a pesar de los pesares o precisamente a causa de los pesares: tomar el peso propio y ajeno y cargarlo voluntariamente, porque uno quiere, porque uno es tan sagradamente libre como el pajaro y le apetece posarse en la rama menos florecida, y uno es tan sobradamente pobre como el viento, que no tiene ya ni un rato para ahogarse en la propia agonía. 

El voluntario es altruista, no solo porque jamás pasa  factura, sino tambien porque recibe gratis lo que mucho le cuesta y pocos ambicionan. El voluntario ha entendido que todo es don y sabe que Alguien nos regala graciosamente como quien rie una gracia, y asi ya no somos unos des-graciados.

Voluntario es conciencia, ojos que miran y ven; mirada penetrante hasta la medula de las cosas y asi no pasa de nada ni de nadie. Y, siendo contemplativo, hace la filigrana de apostar por la alegria, pues solo con "la boca anegada de cosechas";se puede ser gratis, es decir, gracioso.

El voluntario sabe que el camino -de su vocación elegida- es ir donde vive el dolor. El dolor físico o psíquico le espera y tiene que ir lleno de ilusión, alegría, comprensión y amor de poderlo dar; ilusión, 
comprensión, alegría y amor (tesoros espirituales que si no se poseen no se pueden dar).

Si el mar es infinito y tiene redes,
si su música sale de la ola,
si el alba es roja y el ocaso verde,
si la selva es lujuria y la luna caricia,
si la rosa se abre y perfuma la casa,
si la niña se ríe y perfuma la vida,
si el amor va y me besa y me deja temblando.

¿Qué importancia tiene todo esto,
mientras haya en mi barrio una mesa sin patas,
un niño sin zapatos o un contable tosiendo,
un banquete de cáscaras,
un concierto de perros,
una ópera de sarna…
Debemos inquietarnos por curar las simientes
por vendar corazones y escribir el poema
que a todos nos contagie.
Y crear esa frase que abrace todo el mundo,
los voluntarios debiéramos arrancar las espadas,
inventar más colores y escribir padrenuestros.

Ir dejando las risas en las bocas del túnel,
y no decir lo íntimo, sino cantar al corro,
no cantar a la luna, no cantar a la novia,
no escribir unas décimas, no fabricar sonetos.
Debemos, pues sabemos, gritar al poderoso,
gritar eso que digo, que hay bastantes viviendo
debajo de las latas con lo puesto y aullando,
y madres que a sus hijos no peinan a diario,
y padres que madrugan y no van al teatro.
Adornar al humilde poniéndole en el hombro nuestro verso,
cantar al que no canta y ayudarle es lo sano.
Asediar usureros, y con rara paciencia, convencerles sin asco.
Trillar en la labranza, bajar a alguna mina,
ser buzo una semana, visitar los asilos,
las cárceles, las ruinas, jugar con los párvulos.Danzar en las leproserías.

Voluntarios, no perdamos el tiempo, trabajemos,
que al corazón le llega poca sangre.

Gloria Fuertes.

Perfil del voluntario SOIBCEG

La persona que desee formar parte del Voluntariado de la Orden deberá reunir el mayor número posible de los requisitos que se indican a continuación, además de los que señale el Plan de Actividades de cada Priorato o Comendaduría, en atención a las tareas a desarrollar y a los beneficiarios a quienes se dirige:
  1. Ser mayor de dieciocho años, sin importar sexo, estado civil, raza, condición social o económica, etc., pero es importante su impacto sobre las personas: apariencia, aseo, conversación, modales, etc.
  2. Tener salud suficiente para desempeñar las labores requeridas en un proyecto de estas características y disponibilidad temporal continuada para realizarlas.
  3. Poseer espíritu de solidaridad y de entrega generosa de lo mejor de uno mismo, respetar y defender activamente la dignidad de los beneficiarios y potenciar el desarrollo integral del beneficiario como persona, con empatía y paciencia.
  4. Poseer madurez, equilibrio emocional, capacidad de convivencia, adaptación al trabajo en equipo, un alto concepto ético en su escala de valores, criterios de flexibilidad, saber dar un trato amable y discreción en la confidencialidad.
  5. Facilitar la integración, formación y participación de sus compañeros voluntarios y crear lazos de unión entre los mismos.
  6. Transmitir con sus actividades, acciones y palabras, aquellos valores e ideales que persigue con su trabajo voluntario y que habrán de coincidir con los fines y valores del Voluntariado y programas, normas y métodos de trabajo de la Orden, respetando la Organización sin utilizarla en beneficio propio
  7. Ser participativo y comunicativo en las reuniones y relaciones de trabajo.
  8. Predisposición a dejar puertas abiertas a la iniciativa y la creatividad, tanto a la propia, como a la de las demás personas de su entorno.
  9. Sería conveniente, pero no es imprescindible, haber tenido experiencias de trabajo anteriores en Proyectos de Voluntariado.
  10. Conveniente poseer formación adecuada, que le pueda ayudar a sus tareas.
  11. Tener actualizado su permiso de residencia, caso de ser extranjero.

Es importante considerar que, como voluntario/a de la SOIBCEG:

  • Deberás promover la justicia social.
  • Conocer la realidad socio- cultural para mejorarla y realizar mejor su trabajo voluntario.
  • Conocer la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
  • Comunicar a las instituciones pertinentes las situaciones de necesidad o marginación.
  • Transmitir con acciones o palabras aquellos valores e ideales de la Orden .
Actividades del voluntariado SOIBCEG

  • Ropero infantil y de adultos.
  • Acompañamiento a ancianos.
  • Campaña de Juguetes solidarios.
  • Campañas de reparto de alimentos no perecederos. 
  • Acompañamiento para la inserción laboral. 
  • Actividades de ocio y tiempo libre con la infancia. 
  • Apoyo a los mayores en su autonomía personal. 
  • Apoyo a los programas y servicios sociales, de integración cultural y multiculturalismo de la Orden.
  • Apoyo a los programas de difusión y promoción de ética y valores de la Orden.

Si estás interesado/a en ser voluntario/a de la SOIBCEG, envíanos el impreso de contacto que figura en la sección final de esta página.

Uniformidad.

La Ley de voluntariado de 15 de enero de 1996 define voluntariado como “el conjunto de actividades de interés general, desarrolladas por personas físicas, siempre que las mismas no se realicen en virtud de una relación laboral, funcionarial, mercantil o cualquier otra retribuida y reúna los siguientes requisitos:

  • Que tengan carácter altruista y solidario.

  • Que su realización sea libre, sin que tengan su causa en una obligación personal o deber jurídico.

  • Que se lleven a cabo sin contraprestación económica, sin perjuicio del derecho al reembolso de los gastos que el desempeño de la actividad voluntaria ocasione.

  • Que se desarrollen a través de organizaciones privadas o públicas y con arreglo a programas y proyectos concretos”.